Guía de viaje para Isla de Sal, Cabo Verde: información útil y consejos

Barquito en playa de Santa Maria en Sal

Si tú eres de las mías y también buscas en invierno alejarte del frío para disfrutar de unos días de sol y playa mientras el resto de los mortales se congela en tu país, ¡bienvenida a Cabo Verde! Tras varios inviernos escapándome a las Islas Canarias, este año buscaba algo más exótico, diferente… y, después de barajar varias opciones, Cabo Verde fue el país elegido ¡Y no decepcionó! Eso sí, antes de escoger Isla de Sal como destino para tus próximas vacaciones, es importante que sepas lo que te vas a encontrar allí: básicamente sol, playa y buena temperatura todo el año. ¿Es eso suficiente para ti? ¡Entonces sigue leyendo!

¿Se necesita visado para viajar a Cabo Verde?

Depende de cuál sea tu nacionalidad. Desde el 1 de enero de 2019, ya no se necesita visado para viajar desde España o desde cualquiera de los 28 países de la Unión Europa (siempre que tu estancia sea de menos de 30 días). Eso sí, se debe pagar una Tasa de Seguridad Aeroportuaria de 31 euros. Yo te recomiendo que pagues esta tasa anticipadamente a través de la plataforma online EASE, ya que te ahorrarás largas colas a tu llegada en el aeropuerto. Recuerda que debes pagarla por lo menos 5 días antes de la salida de tu vuelo.

Pantallazo del portal EASE, plataforma online para pagar la tasa de seguridad aeroportuaria, lo que equivaldría al visado para viajar a Cabo Verde
Plataforma online EASE

¿Hay que vacunarse para viajar a Cabo Verde?

Para visitar Sal no hay vacunas obligatorias, pero sí que se recomiendan las vacunas generales para viajar a África: la de la fiebre amarilla, hepatitis Ay B, fiebre tifoidea y tétanos-difteria. Algunas de estas enfermedades se transmiten a través de las picadas de mosquitos, así que también es recomendable llevar un buen antimosquitos (yo llevé Relec Extra Fuerte).

¿Es seguro Cabo Verde?

Cabo Verde no solo es un país súper seguro, sino que además sus habitantes son extremadamente amables y cuidan con mimo al turista. Aún así, hay que tener en cuenta que también es un país bastante pobre, y por eso no está de más tomar ciertas precauciones, como por ejemplo no ser ostentosos.

En las calles de Santa Maria, en Sal, es muy común que se te acerque algún autóctono y se ponga a hablar contigo mientras te acompaña en tu paseo. Al principio me parecía algo incómodo e incluso sospechoso, pero al final nos dimos cuenta de que lo único que quieren es llevarte hasta su pequeño negocio (tienda de souvenirs, puesto en el mercadillo…) para intentar venderte algo.

¿Cuál es la moneda de Cabo Verde?

La moneda oficial en Cabo Verde es el escudo caboverdiano, aunque en Sal aceptan los euros en todas partes, por lo que no hay necesidad de cambiar. Pese a a que un euro equivale aproximadamente a 110,7 escudos, cuando pagas en euros la equivalencia que suelen hacer es de 1 euro = 100 escudos, con lo cual sales perdiendo ligeramente . Si decides cambiar dinero, te recomiendo hacerlo en la Caixa Económica, situada en la Rua 1 de Junho, la calle principal de Santa Maria.

Aprovecho este apartado para destacar que Sal no es un destino especialmente barato para viajar. Por ser un país africano puede parecer que va a ser más económico, pero la realidad es que allí casi todo lo que venden tienen que importarlo, por lo que algunos productos de primera necesidad, como por ejemplo la fruta o la verdura, tienen precios incluso por encima de lo costarían en España.

escudos caboverdianos, la moneda local de cabo verde
Escudos caboverdianos

¿Qué idioma se habla en Cabo Verde?

El idioma oficial es el portugués, empleado tanto en la enseñanza como en los organismos oficiales. En las conversaciones cotidianas, sin embargo, el idioma más extendido es el criollo caboverdiano, una lengua basada en el portugués con influencias fonéticas y gramaticales de lenguas africanas. Cada una de las islas que forman el archipiélago de Cabo Verde ha desarrollado su propio dialecto del criollo.

Para comunicarte en Cabo Verde, es recomendable llevar un diccionario portugués-español. Hay que decir que, gracias a las similitudes entre ambos idiomas, no tuvimos mucho problema para entendernos, pero fuera del sector turístico poca gente habla inglés o español.

¿Cuál es el clima de Sal?

Sal tiene una temperatura ideal: una media de 24 grados centígrados con máximas de 30 grados en verano (agosto) y mínimas de 19 grados en invierno (enero). Si vas en invierno, que es la temporada alta allí, te recomiendo que te lleves alguna sudadera y pantalón largo para la noche, ya que refresca más de lo que yo me esperaba y además suele soplar bastante el viento.

Del paraguas y el chubasquero, te puedes olvidar. Según nos comentaron los lugareños, llueve solo una vez al año (sí, quizás exageraron un poco, pero puedes hacerte una idea). Al ser un clima bastante desértico, los mosquitos no abundan, pero no está de más llevarse el repelente por si acaso.

¿Dónde alojarse en Sal?

Mi consejo es que te alojes en Santa Maria, ya que al ser el municipio más turístico, es también el que tiene la mayor oferta de restaurantes y bares, y además es donde se encuentra la mejor playa de la isla: la playa de Santa Maria.

Si tu presupuesto te lo permite, yo optaría por el Hotel Morabeza o el Oasis Belorizonte, ambos enfrente de la playa y muy cerca del centro de Santa Maria. Existen complejos hoteleros de cadenas como Melià a 10 minutos de Santa Maria en coche, pero no los recomiendo en absoluto.

Si buscas algo más económico, una apuesta segura es Casa Pau, una auténtica casa caboverdiana remodelada con mucho gusto por una pareja formada por una catalana y un salense, Berta y Rui, que harán todo lo posible porque te sientas como en casa. A continuación, os dejo algunas fotos de Casa Pau, donde estuve alojada 3 días.

¿Dónde comer en Sal?

El plato más típico de Sal es la cachupa rica. Se trata de un contundente guiso que lleva principalmente maíz, alubias negras, patata, zanahoria, carne y pescado. Este exquisito manjar puede degustarse en varios sitios en Santa Maria, pero como es un plato que requiere bastante elaboración, no lo hacen todos los días. Si quieres probarlo (para mí, una experiencia obligada si vas a Cabo Verde) toma nota: en el Café Criollo lo hacen los viernes y en el Restaurante d’Angela, los sábados. Mi consejo es que preguntes a los lugareños cómo llegar (ambos son restaurantes muy conocidos allí) y te plantes a comer sobre la 13h para asegurarte de que no se acabe. El plato te saldrá por el módico precio de 3,5 o 4 euros y la cantidad es generosa. En estas fotos puedes ver el aspecto de la cachupa, un plato nutritivo, delicioso y capaz de resucitar a un muerto.

Aparte de la cachupa, la comida más típica en Sal es el pescado, principalmente la garopa (pescado blanco parecido al mero), el atún y la morena. En cuanto a bebidas, te recomiendo que pruebes la cerveza local (Strela) y, para las más valientes, el grogue (un licor bastante fuerte hecho de caña de azúcar al que se suele añadir miel o leche de coco para suavizarlo).

Otros restaurantes que nos gustaron en Santa Maria fueron el Columbus, un italiano a pie de playa donde puedes comerte desde una langosta a una buena pizza, y el Cape Fruit, un original y colorido local donde los protagonistas son la vegetación y los productos frescos.

Comas donde comas, ármate de paciencia, porque tardarán media hora en servirte la comida (en el mejor de los casos). Si el hambre aprieta, no es mala idea pedir un poco de pan con mantequilla para distraer al estómago.

Si te alojas en apartamento y tienes cocina, te sugiero que vayas directamente al puerto de Santa Maria por la mañana y compres el producto fresco que traen los pescadores. Solamente el hecho de pasearse por el puerto cuando se ponen a vender el pescado ya es toda una experiencia. Para comprar fruta y verdura, lo mejor es ir al Mercado Municipal, y para el resto de productos, al supermercado Cazú.

¿Qué hacer en Sal?

Como señalábamos al principio de este post, el principal reclamo de Sal son sus playas, su tranquilidad y su buena climatología. Ahora bien, si eres de esas personas que necesitan un poco de acción en sus vacaciones, la isla también ofrece la posibilidad de practicar diferentes deportes acuáticos y de explorar algunos de sus rincones. Lee este post sobre qué hacer en Sal para más información acerca de actividades y visitas turísticas en la isla.

¿Te ha resultado útil esta guía? ¿Hay algo que eches en falta? ¡Pregúntame lo que quieras en los comentarios! 🙂

Anuncios

Qué hacer en Sal, la isla más turística de Cabo Verde

Salinas de Pedra Lume en Sal, Cabo Verde

Sal es un lugar para disfrutar sobre todo del buen tiempo, la playa, el relax, la desconexión y la amabilidad de sus habitantes. Por algo su lema (que verás por todas partes) es “no stress”, y lo entenderás perfectamente cuando estés allí y conozcas el carácter de los autóctonos y su ritmo de vida.

Gracias a sus playas y a sus fuertes vientos, sobre todo en invierno, también tienes una amplia oferta de deportes acuáticos como surf, kitesurf, windsurf, SUP (paddle surf), snorkel o submarinismo. De hecho, es uno de los destinos más populares del mundo para iniciarse en la práctica del kitesurf, por las excelentes condiciones de viento y de corriente marina que se suelen dar en la playa conocida como Kite Beach. Si te interesa iniciarte o mejorar en este deporte, te recomiendo que que te pongas en contacto con Titik Lopes, uno de los mejores kitesurfers de Cabo Verde, si no el mejor.

Por otro lado, si necesitas un poco de acción pero los deportes no son lo tuyo, también tienes la opción de hacer la típica “volta à ilha” (vuelta a la isla), la excursión que te ofrecerán en muchos sitios (hoteles, agencias e incluso por la calle) para conocer el conjunto de la isla visitando los puntos más destacados. Esta excursión, que se alarga desde las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde, cuesta alrededor de 30 euros y consiste en un recorrido en un vehículo tipo Jeep 4×4 o similar por los principales atractivos turísticos de la isla:

Buracona y el Ojo Azul

Unas piscinas naturales donde podrás bañarte y contemplar la gruta, de unos 18 metros de profundidad, donde a cierta hora del día entra el sol iluminando las aguas del fondo y formando una especie de ojo de color azul turquesa. Un sitio impresionante para bucear pero no demasiado espectacular visto desde la superficie.

Palmeira

Un bonito pueblo de pescadores situado al noroeste donde se encuentra el principal puerto de la isla. Imprescindible probar el pescado local en alguno de sus restaurantes.

Espargos

Como capital de la isla, es el centro administrativo y financiero donde se concentra la mayor parte de su población. Está situado a la misma altura que Palmeira pero en el centro de la isla, muy cerca del aeropuerto. Un buen plan en Espargos es subir al Monte Curral, una pequeña colina desde donde se aprecian unas interesantes vistas de la capital y de la isla.

Terra Boa y sus espejismos

En el extremo norte de la isla, es increíble ver como el calor y las áridas tierras del desierto engañan al ojo humano para hacerle creer que hay algo más allá.

Salinas de Pedra Lume

Las únicas salinas del mundo situadas en el cráter de un volcán. La entrada cuesta 5 euros y te da derecho a bañarte y flotar en sus aguas con una alta concentración de sal como si estuvieras en el Mar Muerto. Además, dicen los autóctonos que este agua rejuvenece tu piel 10 años. Diría que son un poco exagerados, pero oye, ¿hay algo que perder? Un consejo: recuerda llevar un calzado adecuado, ya que en el fondo hay afilados cristales de sal con los que es fácil cortarse.

Vista aérea de las Salinas de Pedra Lume, donde se observa su forma circular por su situación en el cráter de un volcán
Salinas de Pedra Lume

Shark Bay

En la bahía de los tiburones podrás avistar ejemplares de la especie limón paseándose cerca de tus pies. Ten en cuenta que la naturaleza es caprichosa y los animales no siempre están ahí, hay que tener paciencia y algo de suerte. Aunque suene peligroso, esta especie de tiburones, a diferencia del tiburón blanco, el toro o el tigre, no supone una amenaza para los humanos, más bien al contrario. Aquí también necesitarás un calzado adecuado para andar sobre el fondo rocoso. Como alternativa, puedes alquilar unos escarpines in situ por 3 euros.

Kite Beach

Al sureste de la isla se encuentra esta salvaje playa donde, los días de buen viento, pueden verse cerca de un centenar de comentas volando al mismo tiempo. Aunque no practiques este deporte, merece la pena pasarse por aquí solamente por disfrutar del espectáculo.

Casi un centenar de cometas de kitesurf volando en Kite Beach, Sal, Cabo Verde
Kite Beach, Sal (Foto: Sportif Travel)

Si vas a realizar esta excursión, te recomiendo que cojas plaza en el interior del vehículo, para no tragar tanto polvo (la mayoría de los caminos son de tierra) y para no quemarte con tanto sol. Si vas a ir en la parte descubierta, recuerda llevar gorra y crema.

Otra opción para visitar todos estos lugares más a tu aire, o elegir solamente los que más te interesen, es hablar con un taxista y acordar un precio cerrado con él. Por último, como tercera opción, puedes alquilar un coche, preferiblemente 4×4 para poder meterte sin problema por todos los caminos.

Mapa de la isla de Sal, donde se observan las principales playas y puntos de interés turístico

Para terminar, si viajas a Sal durante los meses de verano, puedes tener la suerte de contemplar a la tortuga boba (Caretta) poniendo sus huevos en la playa. Cabo Verde es el tercer lugar del mundo más importante en anidación de esta especie de tortuga, por eso los guías locales organizan excursiones nocturnas para ver este espectáculo de la naturaleza. También existen organizaciones como Turtle SOS o Project Biodiversity, que además de organizar estas salidas, se preocupan por la protección de estos hermosos animales y la concienciación de la población.

tortuga boba extraída de la web de Project Biodiversity, para la conservación, educación y sostenibilidad de esta especie

¿Qué te parecen los planes que te propongo? Si ya has estado en Sal, ¿cuál ha sido tu experiencia? ¡Cuéntamelo en los comentarios! Estoy deseando conocer tu opinión 🙂