¿Cómo moverse por Tailandia? Todo lo que necesitas saber para recorrer el país de arriba a abajo

Si hay algo que funciona estupendamente en las zonas turísticas de Tailandia es el tema del transporte. Si entras en cualquier agencia de las muchas que hay en estas zonas y les explicas qué recorrido deseas hacer, ellos te organizan el viaje en un momento. Pero si lo que quieres es visitar el país de arriba a abajo con la mínima inversión y organizando la ruta tú mismo, aquí te dejamos las mejores opciones que, combinadas entre ellas, harán de tu trayecto el viaje perfecto. ¡Que disfrutes del camino!

Vuelos internos

Los vuelos internos son una buena opción para desplazarte por dentro del país si no dispones de mucho tiempo, como fue nuestro caso, ya que es un medio de transporte seguro y, si lo miras con tiempo, puedes encontrar buenas promociones. Bangkok Airways es la mejor opción, pero existen otras compañías como Air Asia (la más económica), Nok Air, Thai Smile o Thai Airways. En nuestro viaje volamos con Air Asia dos veces (Bangkok – Krabi y Surat Thani – Bangkok) y la experiencia, turbulencias aparte, fue bastante positiva. Es recomendable coger los billetes de avión internos con antelación si tu viaje es de pocos días y tienes claro el recorrido. Si tu viaje es de más de un mes, mi consejos es que lo hagas sobre la marcha.

Tren

Es un método de transporte barato, pintoresco y muy utilizado por los mochileros. Si eliges segunda clase, como hicimos nosotras para ir a Ayutthaya, el precio del billete es irrisorio, eso sí, olvídate del aire acondicionado. La mayoría de trenes tienen unos ventiladores colgando del techo del vagón y las ventanas bien abiertas, lo cual es suficiente para no pasar excesivo calor. Siempre que vayas a comprar un billete de tren, indica al taquillero en qué clase quieres viajar, si no te dará la que a él le parezca. Para coger el tren en Bangkok deberás dirigirte a la estación Hua Lamphong, cerca de China Town. Lo mejor es comprar los billetes directamente en la estación.

El recorrido más típico para hacer en tren es el que va de Bangkok a Chiang Mai, ya que puedes hacerlo por la noche para dormir en litera y ahorrarte una noche de hotel. Un buen consejo si optas por esta opción es que compres la comida en el bar del tren, nunca a la gente que va vendiendo por los vagones.

Autobús

Son baratos y son más rápidos que el tren, pero dependiendo del tipo de autobús pueden resultar bastante incómodos, especialmente en viajes largos. En Bangkok hay dos estaciones de autobús: Mo Chit, para destinos al norte y este del país, y Southern Bus Terminal para destinos al sur. Lo mejor, como con los trenes, es comprar los billetes directamente en la estación de autobuses para que no te cobren comisiones.

Minivan

Son una especie de furgonetas, más caras que el bus o el tren, pero muy rápidas y prácticas para recorrer distancias de hasta 300 km. Son gestionadas por empresas privadas y suelen tener unos precios fijados. A nosotras nos fue genial para volver de Ayutthaya a Bangkok, ya que perdimos el último tren, que era a las siete de la tarde. Para coger una minivan en Bangkok tienes que ir al centro comercial de Victory Monument.

Skytrain (BTS) y metro subterráneo (MRT)

Bangkok dispone de dos líneas de metro elevado, conocido como Skytrain o BTS (Below the surface) y una línea de metro subterráneo o MRT. Ambas opciones son ideales para llegar rápido a tu destino y evitar los atascos de la capital tailandesa. El precio, entre 15 y 52 baht según a dónde vayas, es algo elevado para los locales, pero sigue siendo muy barato si lo comparamos con el metro en cualquier ciudad europea. El Skytrain dispone de billetes de uso diario ilimitado por unos 130 baht. El único contra de estos medios de transporte es que no llegan a todos los puntos de interés turístico de Bangkok.

En nuestro viaje tomamos el Skytrain para ir al mercado de fin de semana de Chatuchak, súper recomendable! Para ir, tienes que bajarte en la parada de Mo Chit del Skytrain o en la parada de Chatuchak Park del MRT.

Taxi

Como te decía, hay algunos destinos turísticos importantes en Bangkok donde no llega el metro ni el Skytrain, como el Gran Palacio o el Templo del Buda Esmeralda. El taxi es una buena opción para llegar en estos casos, siempre y cuando nos pongan el taxímetro. En las zonas más turísticas, los taxistas intentan aprovecharse y pactar contigo una tarifa de antemano. Sea cual sea la tarifa pactada, el taxista siempre saldrá ganando, por lo que te recomendamos que solo cojas taxis “with meter” (con taxímetro).

Evita los taxis para distancias largas y en horas punta, especialmente si vas con prisas, ya que los atascos que se forman son impresionantes. Nosotras cogimos un taxi para ir al aeropuerto de Don Mueang cuando nos disponíamos a viajar a Krabi y casi perdemos el vuelo.

Tuk tuk

Los tuk tuk o tuc tuc, también llamados mototaxis, son unos vehículos de tres ruedas motorizados que empezaron a utilizarse en Asia pero que a día de hoy se han extendido por otras partes del mundo. En Tailandia se ha popularizado mucho su uso turístico, por lo que a los turistas les cobran los viajes a precio de oro. Si te hace ilusión montar en un tuk tuk, recuerda siempre negociar la tarifa de antemano. Nosotras lo cogimos una vez para hacer la gracia, pero no fue una experiencia demasiado placentera, ya que conducen a lo loco y te vas tragando todo el humo de los coches. Una y no más.

Coche, moto o bicicleta de alquiler

Alquilar un vehículo propio es una buena idea, ya que los precios son muy asequibles y te proporciona una libertad que no tienes con ningún otro medio de transporte. Las indicaciones de carretera en vías principales y zonas turísticas suelen estar escritas en thai y en inglés, lo cual facilita bastante las cosas.

Nosotras, además de alquilar una bici durante un día para recorrer Ayutthaya, optamos por alquilar motos cuando visitamos la isla de Koh Lanta, y la decisión no pudo ser más acertada. En dos días pudimos recorrer prácticamente todos los rincones de la isla, desde el extremo norte hasta el extremo sur. Si vas a alquilar moto, algunos consejos:

  • Debes saber que en muchos sitios te pedirán tu pasaporte como depósito. Intenta negociar para dejar una cantidad de dinero en efectivo en lugar de tu documentación personal, ya que ésta debería ir siempre contigo.
  • Si tienes un golpe o cualquier problema con la moto, lo mejor es que la lleves tú mismo a reparar al taller más cercano, así evitas que te pidan cantidades de dinero más altas de lo que cuesta la reparación.
  • Aunque veas que los tailandeses circulan sin casco, usa siempre casco. Te puedes ahorrar más de un disgusto.

Barco

Imprescindible para moverse entre islas. Tienes varias opciones de barco según la distancia entre islas y el recorrido que quieras hacer. Si sois un grupo, mi consejo es que pidáis presupuesto en cualquier agencia (o directamente a los barqueros) para realizar un recorrido personalizado. Comparad precios y quedaos con el que más os convenga.

En nuestro caso éramos solo dos, así que decidimos sumarnos a una excursión organizada. El precio es más asequible, pero lo malo es que llegas a las islas en hora punta (cuando están más llenas de turistas) y no tienes la libertad de crear tu propio itinerario. También hay barcos-taxi que hacen unos recorridos fijos, como por ejemplo los que van de Ao Nang a Tonsai Beach y a la inversa.

Y tú, ¿has estado en Tailandia y te has movido con otros medios? ¿Cuál te ha resultado el más práctico? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Anuncios

Cómo planificar un viaje a Tailandia, el país de las sonrisas

Ya hace casi tres meses que volví de Tailandia y las sonrisas de sus gentes siguen grabadas en mi mente como si fuera ayer. Tailandia es un país que te acoge con los brazos abiertos y al mismo tiempo es lo más exótico y más diferente que he visto hasta ahora. Pero, ¿cómo planificar un viaje a Tailandia? ¿Cuántos días? ¿Norte o sur? ¿Golfo de Tailandia o Mar de Andamán? Tailandia es un país que te ofrece mil opciones diferentes: playas, ciudades, parques naturales, templos, ruinas, poblados… Tendrás que elegir según tus intereses y el tiempo del que dispongas pero, en mi opinión, esto es lo que no te puedes perder.

Bangkok

Bangkok, la capital

Al contrario de lo que nos decía todo el mundo, Bangkok nos pareció una ciudad apasionante. Mucha gente te dirá que es una ciudad fea, que huele mal y que la gente no se caracteriza por su simpatía. Y no mienten. Pero como muchas otras grandes ciudades del mundo. Lo que quizás no te hayan contado es lo maravillosos que son su templos, sus mercadillos, su barrio chino, su comida callejera, sus zonas de marcha, sus bares y restaurantes, sus centros comerciales, sus locales de masajes…

Para conocer a fondo Bangkok necesitas por lo menos cuatro días, aunque si tu viaje es de dos semanas o menos, no te recomiendo estar más de dos o tres. Sea cual sea tu caso, te recomiendo que leas mi post sobre los mejores planes para descubrir Bangkok en tiempo récord.

ayutthaya

Ruinas de Ayutthaya

Si te interesa conocer la historia y la cultura de los lugares a los que viajas, las ruinas de Ayutthaya son una parada obligada. Ayutthaya fue la capital del imperio de Siam entre los años 1350 y 1767, cuando la ciudad fue saqueada por los birmanos. En 1991, la Unesco declaró las ruinas Patrimonio de la Humanidad.

Para explorar todos los rincones de esta increíble ciudad tendrás que dedicar por lo menos un día entero, y para moverte por allí tienes varias opciones: bicicleta (40 baht), moto (200 baht), taxi, tuk tuk o incluso elefante. 80 km separan la antigua capital del imperio de Siam de la actual capital de Tailandia, Bangkok. Para saber cuál es la mejor forma de llegar y los principales puntos de interés que debes visitar una vez allí, no te pierdas este post sobre Ayutthaya.

Zona norte: Chiang Mai y Chiang Rai

Nada como visitar el norte del país para conocer la Tailandia más profunda. Tanto por su belleza natural como por su riqueza cultural, Chiang Mai y Chiang Rai son las dos provincias del norte con un mayor interés turístico.

Chiang Rai es considerada la primera capital del Reino de Lanna, fundado en 1259 por el rey Mengrai El Grande. Este reino creció rápidamente anexionando a sus territorios todos los pueblos cercanos y, en 1296, se estableció Chiang Mai como nueva capital. Algunos años más tarde, el imperio se debilitó hasta caer en manos de los birmanos. Fruto de esta historia y de la influencia de los países vecinos, Laos y Birmania, en Chiang Mai hay más de 300 templos que destacan por su variedad y su riqueza estilística.

Otro atractivo de la zona norte de Tailandia son sus parques naturales. No te puedes perder el Parque Nacional Doi Ithanon, ubicado a 90 km de Chiang Mai y donde se encuentra el pico más alto del país, de 2.585 m.

Golfo de Tailandia: Koh Samui, Koh Phangan y Koh Tao

El Golfo de Tailandia, también conocido como Golfo de Siam, destaca por sus aguas turquesas y sus grandes cantidades de arrecife de coral. Desde el punto de vista turístico, los principales puntos de interés son las islas de Koh Samui, Koh Phangan y Koh Tao.

Koh Samui es la más grande de las islas y la que le da nombre al archipiélago de Samui. Es también la isla más poblada, pero a la vez es un sitio ideal para relajarse y disfrutar de la calma que reina en sus playas. Así como Koh Samui es el destino ideal para familias y parejas, Koh Phangan es la destinación perfecta para gente joven con ganas de fiesta. Aquí se celebra la famosa Fiesta de la Luna Llena (Full Moon Party), donde todos los meses se dan cita jóvenes de todo el mundo con ganas de juerga. Donde tampoco falta la fiesta, aunque a una escala más reducida, es en Koh Tao. La más pequeña de las tres islas es también la que se ha conservado más virgen, aunque en los últimos años se ha convertido en el paraíso de los mochileros.

Para saber más sobre el Golfo de Tailandia, te aconsejo que le eches un vistazo a este post.

railay

Mar de Andamán: Phuket, Krabi, Koh Phi Phi, Koh Lanta

Las islas del mar de Andamán tienen algunas de las mejores playas para practicar el submarinismo y el snorkel de toda Tailandia. Phuket es la isla más grande del país con una extensión de 800 km2. A lo largo de la costa occidental de la isla se extienden preciosas playas de arena blanca y, pese a que algunas zonas han sido sobreexplotadas por el turismo, aún se pueden encontrar algunos rincones salvajes y playas poco concurridas.

En la provincia de Krabi, destacan dos archipiélagos: Koh Phi Phi y Koh Lanta. Gracias a la película “La Playa”(¿o debería decir por culpa de?), protagonizada por Leonardo Di Caprio, Koh Phi Phi se han convertido en las islas más famosas de Tailandia, especialmente la playa de Maya Bay. Koh Lanta, sin embargo, sigue siendo un paraíso aún poco conocido y mucho más virgen, aunque sus playas son menos impresionantes. Puedes descubrir mucho más sobre Koh Lanta en mi último post.

Dejando las islas aparte, en Krabi también merece mucho la pena visitar la península de Railay y la playa de Tonsai, destinos obligados para los amantes de la escalada. En Tonsai encontrarás bungalows sencillos a buen precio y un ambiente totalmente hippy y mochilero, mientras que Railay es un poco más familiar y con alojamientos de categoría superior. Por último, cabe mencionar la playa de Ao Nang, a 22 km de Krabi. Ao Nang no es especialmente bonito, pero es un buen punto de partida, ya que cuenta con numerosos hoteles, hostales y agencias de viajes desde donde te pueden organizar tu ruta por las islas del Mar de Andamán.

Para saber más sobre cómo moverte por las islas y, en general, por todo el país, visita mi post sobre los medios de transporte en Tailandia.

tonsai

¿Qué opinas sobre los destinos que propongo en este post? ¿Has estado en Tailandia y has visitado alguno de los sitios que menciono? ¿Añadirías algún lugar más? ¡Cuéntamelo todo en los comentarios!

¿Qué hacer 2 días en Bangkok? 5 planes para conocer la capital de Tailandia en tiempo récord

Se comenta que Bangkok es una ciudad más bien fea, que huele mal y que la gente no es especialmente simpática. Pero como muchas otras grandes ciudades del mundo. Y pese a todo, Bangkok es una ciudad apasionante. Es cierto que Tailandia ofrece muchas otras maravillas que suelen ser las que van buscando los turistas, pero dos días para descubrir la capital son una parada obligada, por eso aquí os hago un resumen con los mejores planes para descubrir Bangkok en dos días. Los puntos uno y dos se pueden realizar el primer día y los puntos tres, cuatro y cinco, el segundo día.

1. Visita a los templos

El primer día puedes dedicarlo a visitar templos. Nosotras fuimos al Wat Po, donde se encuentra el Buda reclinado más grande de Tailandia (46 metros de largo), y al Golden Mountain, que se sitúa en una pequeña colina en el centro de la ciudad con vistas de 360º. El Gran Palacio Real, que en su interior alberga el Templo del Buda Esmeralda, es el monumento más popular de la ciudad. Por este motivo, siempre está lleno de turistas y suele haber largas colas para entrar. Si quieres visitarlo, tendrás que armarte de paciencia y preparar la cartera, porque también es el templo más caro (500 baht).

wat po
Wat Po

Consejos para visitar los templos:

  • Lleva ropa discreta. Pantalón o falda largos y hombros cubiertos. En algunos templos, te dejan un pañuelo y una falda larga si no la llevas, pero en otros te la alquilan.
  • Zapatillas o sandalias fáciles de quitar y poner. Ten en cuenta que es necesario descalzarse para entrar en la mayoría de templos.
  • Un abanico o pai pai para combatir el calor. También te irá bien llevar una gorra y crema solar.

2. La noche en Khaosan Road

El simple hecho de pasear por esta calle se convierte en todo un espectáculo gracias a sus personajes pintorescos y a la variedad de gente y de estilos que se reúnen en un solo lugar. Es la zona de marcha de los mochileros y una visita obligada en la noche de la capital tailandesa. El ambiente es internacional, principalmente de gente joven con ganas de pasarlo bien. Además de restaurantes que ofrecen varios tipos de comida y bares de copas donde podrás degustar las cervezas y cócteles locales, también hay locales de masaje, tiendas de ropa e incluso puestos de comida callejera que harán las delicias de los más atrevidos con delicatessen como escorpiones, arañas o saltamontes. También es común que se te acerquen relaciones públicas para ofrecerte espectáculos eróticos (Ping Pong Show) o de Muai Thai (boxeo tailandés), de los que nosotras decidimos prescindir.

3. Compras en Chatuchak Market

Si hay algo que me encanta visitar cuando voy a una gran ciudad son sus mercadillos, ya que dicen mucho de la cultura de un lugar y se suelen encontrar objetos interesantes a buen precio. Después de informarnos sobre varios de los mercadillos de Bangkok, elegimos el mercadillo de fin de semana de Chatuchak, al que se puede llegar fácilmente en metro, bajando en la parada de Chatuchak Park, o en BTS (más conocido como skytrain), bajando en la parada de Mo Chit.

En este mercadillo se puede encontrar prácticamente de todo, aunque lo que más abunda es la ropa y los accesorios. Lo mejor es perderse por sus interminables callejones hasta que no puedas más. Llegados a este punto, puedes darte un masaje en alguno de sus locales de masaje por un precio más que razonable. Lo más importante que necesitas saber sobre los mercadillos, así como en la mayoría de comercios tailandeses, es que hay que regatear. Cuando te den un precio, ofrece un tercio del precio que te han dicho y, con un poco de suerte, te lo acabarás llevando por la mitad del precio inicial. Hay sitios con más margen de regateo que otros, pero eso ya lo irás viendo sobre la marcha.

chatuchak
Chatuchak Market

4. Paseo por Chinatown

Posiblemente el barrio que más me impactó de todo Bangkok. La comunidad china que reside en Bangkok está formada por más de cincuenta mil personas y, lo que antiguamente había sido un barrio de prostitución, comercio de objetos robados y tráfico de opio, actualmente se ha convertido en uno de los barrios de moda de la ciudad. Su calle principal, Yaowarat Road, es para disfrutarla con los cinco sentidos. Las luces de colores, los aromas, el bullicio… todo confluye para crear una atmósfera mágica que no dejará indiferente a nadie. Sus puestos de comida callejera que te abrirán el apetito en pocos segundos y querrás probarlo todo. El secreto está en dejarse llevar. Si visitas el barrio chino de día, no te puedes perder el mercado de Sampeng y los templos Wat Mangkon Kamalawat, el más importante para la comunidad china, y Wat Traimit.

5. Vistas de infarto en el Skybar

Si lo que quieres es disfrutar de un cóctel con las mejores vistas de la ciudad, no te puedes perder el Skybar, situado en la planta 63 de la State Tower. Pero el espectáculo no se limita a sus vistas de infarto acompañadas de una música agradable. El constante ir y venir de modelitos viendo y dejándose ver también es uno de sus atractivos. La atmósfera que se respira es refinada y con clase, acorde a sus precios, aunque también abundan los turistas curiosos disfrazados de refinados.

Recuerda que para acceder, antes de coger el ascensor, una chica se encargará de dar el visto bueno a tu vestuario. Las chicas deben ir preferiblemente con vestido y sandalias, nada de shorts, pantalones típicos tailandeses, chanclas o zapatillas deportivas. Los chicos también deben ir bien vestidos, con pantalón largo y zapatos. En la calle, justo en la entrada, suelen montar un puesto de ropa y calzado donde venden o alquilan indumentaria adecuada a los turistas despistados.

Y hasta aquí los planes que, bajo mi punto de vista, son imprescindibles en una visita de dos días a la capital tailandesa. ¿Añadirías algún otro plan? ¿Cuál ha sido tu experiencia en Bangkok? ¡Cuéntamelo en los comentarios!