¿Dónde alojarse en Tailandia? Las mejores ideas para encontrar alojamiento barato en Tailandia

Tailandia, en general, es un país barato para viajar. Transporte, alojamiento, comida… todo tiene unos precios bastante asequibles para el turista occidental. Aún así, existen muchos tipos de alojamientos con precios muy variados, desde sencillos hostales hasta hoteles de súper lujo. Mi viaje fue en plan “low cost”, por lo que en este post te voy a explicar las mejores ideas para encontrar alojamiento barato en el país de las sonrisas.

Couchsurfing

Empecemos por la opción más económica. Si tu presupuesto para alojamiento es cercano a cero, siempre puedes buscar un couchsurfer que te deje una cama o sofá en su casa a través de Couchsurfing. En un inicio contemplamos esta opción para los tres días que pasábamos en Bangkok, pero cuando empezamos a mirar los perfiles y a solicitar estancias nos dimos cuenta de que no iba a ser fácil. Algunos perfiles no nos daban confianza, ya que tenían algunas valoraciones negativas, y otros ni siquiera nos contestaron a los mensajes de solicitud. También nos encontramos con que muchos anfitriones aceptan a un solo invitado, si viajas solo lo tendrás más fácil en este sentido.

Airbnb

Alquilar una habitación o un apartamento por Airbnb es otra opción que puede ajustarse a un presupuesto pequeño. El problema, en este caso, es que no hay una oferta demasiado amplia de apartamentos en el país. Es difícil encontrar apartamentos en el centro de Bangkok, que es donde se encuentran la mayoría de los atractivos turísticos de la ciudad, así como en zonas más rurales e incluso en zonas turísticas.

Hostel

Si quieres un lugar cómodo, económico y donde poder relacionarte con otros viajeros, lo mejor es elegir un hostel. Para ello, puedes utilizar portales como Booking o Hostelworld.

En la ciudad de Bangkok, en concreto, hay hostels de calidad muy aceptable por precios muy económicos, como por ejemplo el Chern Hostel, donde nos alojamos durante las primeras tres noches que pasamos en la capital del país. Es un hostel tranquilo, limpio y agradable, donde puedes dormir en una habitación compartida con 7 personas más por unos 12 euros la noche. Si te alojas aquí, no puedes perderte los pancakes de plátano que preparan para desayunar, ¡los mejores que he probado en mi vida!

captura-de-pantalla-2016-12-18-a-las-20-09-35
Banana Pancakes del Chern Hostel

Un poco más alejado del centro, pero también muy limpio y agradable, se encuentra el In a Box Hostel. El precio es similar y las instalaciones son inmejorables para lo que cuesta, pero nos faltó ese punto de “colegueo” entre viajeros que sí encontramos en el Chern Hostel.

Donde se concentra la mayor oferta de hostels es en la calle de los mochileros por excelencia: Khao San Road. El ambiente es bueno, joven e internacional, pero si no tienes intención de salir todas las noches de marcha hasta las tantas, no te aconsejo que te alojes en esta zona.

Si dejamos Bangkok y nos vamos a zonas del sur más turísticas, como Ao Nang, en la provincia de Krabi, nos encontramos con que los hostels son más caros y peores, pero siguen siendo una buena opción para presupuestos ajustados y para conocer gente. En Ao Nang en concreto, nos alojamos en el Slumber Party Hostel at the Beach. El lado positivo, que está en primera línea de mar y que organizan barbacoas y fiestas varias. El negativo, habitaciones pequeñas y con muchas camas tipo caja no aptas para personas con claustrofobia.

En Koh Lanta, para mí una de las mejores islas para relajarse en el mar de Andamán, una muy buena opción de alojamiento por la relación calidad-precio es el Hey Beach Hostel. Por desgracia, nosotras no pudimos alojarnos ahí porque el hostel no es muy grande y cuando fuimos a reservar ya no quedaban camas. El caso es que llegamos a Koh Lanta sin alojamiento y, tal cual bajamos del barco en el puerto de Saladan, echamos a andar con nuestras mochilas hasta el hostel más próximo: el Peacock Hostel. Y ahí nos quedamos por el módico precio de 350 bhat/noche. Se trata de un alojamiento curioso y con cierto encanto. La decoración, los cojines thai, las pintadas en las paredes con colores flúor y unas redes para relajarse sobre el agua del mar le conceden una atmósfera bohemia y original. El lado negativo es la limpieza, que deja bastante que desear, y los saraos que se montan en la terraza hasta altas horas de la madrugada. Si vienes a descansar, éste no es tu sitio.

img_5308
Habitación del Peacock Hostel

Guest House

Las Guest Houses son casas que antiguamente habían sido de particulares pero que se han reconvertido en alojamientos turísticos. Suelen tener precios bastante económicos y un trato personal y cercano por parte de los anfitriones.

La última noche que pasamos en Koh Phi Phi Don, nos quedamos en una Guest House regentada por unos musulmanes. En Tailandia, el budismo es la religión predominante con mucha diferencia (el 95% de la población), pero la segunda religión más importante es la musulmana (4,6%). La habitación que nos dieron era correcta, pero nos llamó la atención un cartel que había colgado detrás de la puerta con las normas: nada de tabaco, alcohol, ni relaciones sexuales. Lo peor de todo fue que, temprano por la mañana, el dueño llamó a la puerta y nos pidió si podía entrar a nuestro baño a revisar algo del agua. Sospechamos que en realidad lo que quería era comprobar que todo estaba en orden. Evidentemente, bajo la amenaza de una multa de 5000 bhats, cualquiera se arriesga.

img_5268
Normas de los musulmanes

Cabaña

En muchas islas y zonas playeras, las cabañas o bungalows son una buena opción para alojarse, ya que te permiten cierta independencia y a la vez te hacen sentir que estás en contacto directo con la naturaleza. Existen cabañas para todo tipo de presupuestos, desde las más sencillas hasta las más lujosas.

En la playa de Tonsai, un reducto hippy y perfecto para los amantes de la escalada entre Ao Nang y Rai Leh, elegimos como alojamiento una cabaña en el Paasook Resort, el más barato de Tonsai según la guía Lonley Planet (500 bhat/noche). Las cabañas de este resort, que no tiene ni página web, son muy sencillas pero grandes y cómodas, con baño y porche en la cabaña. Es importante tener en cuenta que, como en la mayoría de los alojamientos de Tonsai, no hay electricidad entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde.

Otro lugar en el que tambén nos alojamos en bungalow, aunque de un nivel superior, fue en Koh Phi Phi Don. En esta isla, igual que en Ao Nang, los precios son relativamente altos para lo que es la calidad de los alojamientos, sobre todo si lo comparamos con zonas menos turísticas. Nosotras pagamos 50 euros/noche en Phi Phi Twin Palms Bungalows. Las cabañas en sí están bastante bien y en primera línea de playa. Lo malo es que están muy cerca de la zona de marcha, y por la noche se escucha mucho la música, que dura hasta la una de la madrugada.

img_5031
Vistas desde nuestro bungalow en Koh Phi Phi Don

Y hasta aquí mi resumen con las mejores opciones para encontrar alojamiento barato en Tailandia. ¿Conoces algún otro tipo de alojamiento barato en el país? ¿Cuál ha sido tu experiencia en este tipo de alojamientos? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s